· 

¿Es el Alcoholismo una ENFERMDAD?

Lic. Psic. Héctor Noé Morales Ortiz

Reimpreso de (Ganar Aliados no. 21 en 2005) con permiso de la Central Mexicana de S.G. de A.A., A.C.

PROBLEMÁTICA, DEFINICIONES, CONCEPTOS Y SÍNTOMAS.

 

Como podemos vislumbrar, el problema del abuso en el consumo de alcohol y el alcoholismo, es un serio y preocupante problema de salud publica, que está afectando la salud de muchos mexicanos y muchas mexicanas, niños, jóvenes, adultos y adultos mayores. Y no respeta, clase social, género, edad ni religión, y que sin embargo está acabando con su vida de forma progresiva.

 

Para poder definir o afirmar si el alcoholismo es o no una enfermedad, se hace necesario describir dos conceptos indispensables en este contexto: Salud y Enfermedad.

 

Por ello, a continuación daremos una breve definición, en primera instancia de:

 

Salud, misma que es definida por

la Organización Mundial de la Salud

en 1946 (OMS) como el “estado

de completo bienestar físico,

psicológico y social, y no sólo la

ausencia de enfermedad”.

 

 

Por otro lado, el concepto de:

 

 

Enfermedad es descrito como

“trastorno orgánico funcional que

obliga a una modificación del modo

de vida del paciente desde la perspectiva

de dependencia social e

incapacitación. Tiene una etiología

múltiple y con un desarrollo poco

predecible”.

 

 

Una vez que hemos logrado definir los conceptos de Salud y Enfermedad, se hace necesario, entonces, reconocer cuál es el concepto de Alcoholismo:

 

Podemos decir que consiste en un consumo excesivo de alcohol de forma prolongada con dependencia del mismo. Es una enfermedad crónica producida por el consumo incontrolado de bebidas alcohólicas, lo cual interfiere en la salud física, mental, social y/o familiar así como en las responsabilidades laborales.

 

 

 

 

El alcoholismo también se manifiesta por la necesidad incontrolable de beber de la persona. La definición de alcoholismo nos ayuda a entender por qué para la mayoría de los alcohólicos “un poco de fuerza de voluntad” no es suficiente para dejar de beber.

De aquí que tengamos que describir algunas características del alcoholismo:

 

 

El alcohol es un Depresor del Sistema Nervioso Central, es conocido comercialmente entre otros nombres como trago, chupe, drink, etc. No tiene ningún tipo de uso médico, sin embargo, produce tolerancia y alta dependencia sobre el consumo.

 

DEPENDENCIA FÍSICA: Se revela por sí misma, cuando se interrumpe la ingesta de alcohol, con síntomas muy claros como la tolerancia, cada vez mayor al alcohol y enfermedades asociadas a su consumo.

 

DEPENDENCIA PSICOLÓGICA: Se incluyen: la necesidad de consuelo para la ansiedad, conflictos en las relaciones personales, baja estima personal, etc.





El alcohólico o la alcohólica se encuentran frecuentemente bajo el control de un deseo poderoso o necesidad de ingerir alcohol, una necesidad que puede sentirse tan fuerte como la necesidad de agua o comida.

 

 

Tan importante como la definición de conceptos, es tener claro cuáles son algunos de los síntomas que presentan las personas con problemas en su forma de beber, y estos se describen a continuación:

 

 

SÍNTOMAS

 

• Tolerancia de los efectos del alcohol.

• Necesidad diaria o frecuente de alcohol para su función diaria.

• Pérdida de control con incapacidad de interrumpir o reducir el consumo de alcohol.

• Bebedor solitario.

• Dar excusas para beber.

• Episodios de pérdida de memoria asociados al consumo de alcohol (ausencias negras).

• Episodios de violencia asociados al consumo de alcohol.

• Deterioro en las relaciones sociales y familiares y en la responsabilidad laboral.

• Absentismo laboral.

• Inexplicable mal genio.

• Conducta que tiende a esconder el alcoholismo.

• Hostilidad al hablar de la bebida.

• Negarse a la ingesta de alimento.

• Dolor abdominal.

• Calambres.

• Entorpecimiento y temblores.


Asimismo, es importante que las personas reconozcan cuales pueden ser algunas de las complicaciones directas o indirectas del alcoholismo:

 

 

COMPLICACIONES

 

• Pancreatitis aguda y crónica.

• Cardiomiopatía alcohólica.

• Neuropatía alcohólica.

• Varices esofágicas sangrantes.

• Degeneración cerebral.

• Cirrosis hepática.

• Complicaciones de la abstinencia alcohólica.

• Depresión.

• Disfunción en las erecciones.

• Síndrome fetal alcohólico en los hijos de mujeres alcohólicas.

• Aumento de la presión arterial.

• Insomnio.

• Deficiencias nutricionales.

• Suicidio.

• Las consecuencias del abuso del alcohol son serias; en muchos casos de amenaza o peligro a la vida.

• Las personas que beben mucho alcohol pueden aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, especialmente de hígado, esófago, garganta y faringe (caja de la voz).

• El abuso del alcohol también puede causar problemas en el sistema inmunológico. 

Por todo lo anterior, y sobretodo por la propia experiencia de quienes tienen el problema del alcoholismo y ante la pregunta:

 

 

 

¿ES EL ALCOHOLISMO UNA ENFERMEDAD?

Se puede responder:

Sí, ¡ES UNA ENFERMEDAD, FÍSICA

Y MENTAL¡