Los alcohólicos LGBTQ en A.A.

A muchos de nosotros nos puede ser difícil admitir y aceptar que tenemos un problema con el alcohol. A veces el alcohol parece ser la solución de nuestros problemas, la única cosa que nos hace la vida tolerable. Pero si, al considerar nuestras vidas francamente, vemos que los problemas parecen surgir cuando bebemos —problemas en la casa, en nuestro trabajo, problemas de salud, o con nuestra estabilidad emocional, problemas con nuestras familias e incluso con nuestras vidas sociales— es más que probable que tenemos un problema con la bebida. Si crees que tienes un problema con el alcohol, los miembros de Alcohólicos Anónimos te invitamos a unirte a nosotros.  

En A.A. encontrarás una comunidad de gente afín de toda clase y condición y de toda orientación. A nosotros que nos identificamos como lesbiana, gay, bisexual, transgénero, o queer (LGBTQ), A.A. nos extiende una mano y nos abre su corazón y nos ofrece un programa de recuperación salvador y afirmador de vida.

 

Desde el día de su fundación en Akron, Ohio, el 10 de junio de 1935, con un alcohólico que ayudó a otro, la esperanza de la Comunidad siempre ha sido la de alcanzar a todos los alcohólicos que necesitan y quieren ayuda.

 

Bill W., cofundador de A.A. dijo en 1940:

 

“Toda persona que tiene un problema alcohólico y desea eliminarlo y así ajustarse felizmente a las circunstancias de su vida llega a ser un miembro de A.A. con nada más asociarse con nosotros. No se necesita nada aparte de la sinceridad. Y ni siquiera exigimos ésta”.

 

Juntos, sentimos una afinidad profunda y fundamental, ya que hemos aprendido que cualquier persona, dondequiera que esté, sean cuales sean sus circunstancias personales, pueden padecer de la enfermedad de alcoholismo. También hemos aprendido que toda persona que desee dejar la bebida puede encontrar ayuda y recuperación en Alcohólicos Anónimos.

 

Las historias publicadas en este folleto comparten la experiencia, fortaleza y esperanza de una amplia variedad de miembros de A.A. LGBTQ. Esperamos que descubras, como han descubierto estos individuos, que eres bienvenido en Alcohólicos Anónimos y que tú también puedas encontrar una nueva libertad y una nueva felicidad en esta forma de vida espiritual.