· 

Alcoholismo en el ámbito estudiantil

Reimpreso de (Boletín Ganar Aliados no.48) con permiso de la Central Mexicana de S.G. de A.A., A.C.

Presentación

Amigo profesional:

 

Nos alegra poner en sus manos este ejemplar de Ganar aliados, un boletín de Alcohólicos Anónimos para compartir experiencias de profesionales, como usted, y maneras de enfrentar el desafío de tratar con personas enfermas de alcoholismo en su ámbito laboral, profesional y comunitario.

 

Esta edición, dedicada al sector educativo, nos ofrece de entrada una visión panorámica del trabajo que, en materia de detección y prevención del alcoholismo entre los estudiantes, se lleva a cabo en la Universidad Nacional Autónoma de México. A continuación, se dan a conocer algunos modelos de colaboración con Alcohólicos Anónimos que usted pudiera considerar útiles. Para finalizar, le presentamos el testimonio de un profesor y catedrático universitario quien halló la salida a su propio alcoholismo en la comunidad de Alcohólicos Anónimos.

 

Esperamos que encuentre útil su lectura, y nos alegrará responder sus dudas e inquietudes.

El ocio incrementa el riesgo de abusar del alcohol

Los adolescentes son el grupo de edad que

presenta los niveles más altos de consumo de alcohol de manera consuetudinaria, es decir, que beben por lo menos una vez a la semana o grandes cantidades en una sola ocasión.

 

Dentro de esta práctica, el número de mujeres jóvenes que entra en esta clasificación va en aumento. Además, de acuerdo con la Encuesta nacional de adicciones 2008, poco más de cuatro millones de mexicanos presentan un patrón de abuso-dependencia del alcohol.

 

La escolaridad es un factor que disminuye el riesgo de abusar del alcohol en la población joven, por lo que una preocupación creciente en nuestro país es que existen alrededor de siete millones de adolescentes que no estudian. En consecuencia, esta población se encuentra más expuesta a beber alcohol y hacer uso de otras substancias, al tener más tiempo libre y no realizar ningún tipo de actividad académica y recreativa.

 

Así lo determina el Dr. Benjamín Guerrero López, coordinador de la Clínica del Programa de Salud Mental del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad

de Medicina de la unam: «El alcoholismo es una problemática muy frecuente en la población joven. Entre los universitarios, se han detectado tres patrones de consumo: el social, de abuso y de dependencia».

 

En su opinión, el tratamiento para esta enfermedad debe ser integral e incluir las  partes de la medicina, la psiquiatría, la psicología y el apoyo de grupos de ayuda mutua de Alcohólicos Anónimos, pues cuando esto sucede el éxito que se obtiene con los pacientes es mayor.

 

 

Continuará...