· 

Algunos síntomas característicos para identificar a un bebedor problema o alcohólico

Reimpreso de (Boletín Ganar Aliados no.48) con permiso de la Central Mexicana de S.G. de A.A., A.C.

La persona enferma de alcoholismo trata de aparentar excesiva confianza en sí misma ante los demás, argumentando que él o ella puede dejar de beber en el momento en que lo desee. Bebe cuando no planeaba hacerlo, pero es truncado ese deseo en el momento en que la persona con la que frecuenta beber le invita una copa o asiste a ese lugar favorito donde comúnmente bebe, perdiendo el control de sus tragos.

 

En ocasiones hace frecuentes intentos para controlar su bebida, cambiando su bebida fuerte por alguna que contenga un menor grado de alcohol, pero lamentablemente nuestro amigo termina sin control alguno. A menudo desea una copa más. Siempre buscará la manera de proveerse de alcohol en el lugar en donde se encuentre, pues es víctima de una obsesión mental aunada a una compulsión que lo condena a seguir bebiendo.

 

Logra periodos de abstinencia, haciendo juramentos que a veces puede cumplir. En otras no. Simplemente lo que hace son citas a largo plazo con el alcohol. En ocasiones el bebedor problema o alcohólico sufre la pérdida casual de la memoria. Lamentablemente no logra recordar con exactitud qué fue lo que sucedió la noche anterior de la borrachera, cómo llegó, quién lo llevó a casa, dónde estacionó el auto.

 

En esta situación, podría realizar actos de mal juicio que podrían llevarlo a un hospital, a un reclusorio o incluso a la muerte. Tiene constantes sentimientos de culpa. Regularmente el bebedor problema o alcohólico no soporta el sentimiento de culpa después de una tremenda borrachera, al darse cuenta de los daños que ocasionó a los seres que más quiere y que ofendió por su manera de beber.

La experiencia de Alcohólicos Anónimos

A pesar de que algunas personas se pueden recuperar sin ayuda, la mayoría de los enfermos alcohólicos necesitan de un apoyo para mantenerse sin beber. Esto es lo que podemos ofrecerle, un aliado para que, si a usted le interesa, colabore con nosotros en la recuperación del alumno enfermo de alcoholismo.

 

Nuestra experiencia demuestra que la mayoría de los alcohólicos puede, si así lo desea, dejar de beber.

 

Con el método de recuperación del alcoholismo, millones de personas han dejado de beber en diversas partes del mundo y llevan vidas útiles y felices, recuperando su salud y

restableciendo las relaciones sociales de su

entorno estudiantil y familiar.

 

AA no ofrece servicios o terapias profesionalespero colabora con el sector educativo. Muchas secundarias, preparatorias y universidades, tanto públicas como privadas, tienen programas para ayudar a sus alumnos alcohólicos.

 

AA no establece por sí misma programas sobre alcoholismo, pero puede cooperar en estos programas de la mejor forma posible, procurando sencillamente servir como un recurso valioso. En algunos casos, en pequeñas organizaciones donde no hay programas estructurados  formalmente, se hacen arreglos informales para que miembros de aa hablen con aquellos jóvenes que muestren señales de tener problemas con la bebida.

Esto no es orientación profesional en ningún sentido, y es conocido dentro de aa como trabajo de Paso Doce (un alcohólico

tratando de ayudar a otro alcohólico).

 

En organizaciones más grandes, con programas más formales, puede haber un profesional

en el campo del alcoholismo, quien generalmente trabaja estrechamente con directores, orientadores o bien el departamento médico de la escuela.

 

En algunos casos, él o ella puede ser un alcohólico en proceso de recuperación a través de aa, quien también tiene una capacitación profesional para estos casos.

 

Alcohólicos Anónimos puede proporcionar a jóvenes, profesores, directivos, jefes de servicios

médicos la experiencia recopilada de más de ciento dieciséis mil alcohólicos en

proceso de recuperación. aa está disponible en todo el país, con grupos en más de ciento setenta países en todo el mundo. Alcohólicos

Anónimos puede también poner a escuelas en contacto directo con hombres y mujeres que han alcanzado la sobriedad y desean compartir gratuitamente su experiencia con cualquier organización o individuo que solicite ayuda.

 

Seguramente usted aprecia a estos jóvenes y probablemente no ha podido aún ayudarlos a superar su desconcertante enfermedad.

 

Ellos ignoran que existe una solución para el alcoholismo y juntos podríamos ofrecérsela. Agradeceríamos la oportunidad que se nos

brindara para:

• Realizar reuniones de información para explicar el programa de recuperación que ofrece aa.

 

• Reunirse informalmente con directivos, maestros, orientadores, tutores, supervisores de las escuelas, para convenir las formas en que aa puede cooperar.

 

• Llevar a aquellos jóvenes alcohólicos que deseen recibir ayuda a las reuniones de aa.

 

Personas como usted nos han permitido salvar la vida de personas que hoy son excelentes alumnos, trabajadores y respetados miembros de su comunidad. No requerimos honorarios, ni cuotas; nos mantenemos con nuestras propias contribuciones; el transmitir el mensaje es lo que nos ayuda a mantenernos sin beber.

 

Solamente necesitamos un espacio para proporcionar información sobre el alcoholismo y nuestro programa de recuperación a los jóvenes, profesores, directivos; otro espacio para colocar carteles y materiales de difusión, y transmitir algunos videos cortos. La comunidad de aa no es profesional. Sus miembros mantienen su sobriedad continua compartiendo su experiencia entre sí y tratando de ayudar, mediante la habilidad única que les da el conocimiento

propio de la enfermedad, a quien acuda voluntariamente con el deseo de dejar de beber.

 

Entre todos podemos informar a quienes

padecen la enfermedad como a sus familiares, y a dónde pueden acudir.


Sabemos que muchas veces prevalece el temor de abrir el tema de esta enfermedad, el alcoholismo, y también que su aceptación implica para el enfermo una seria amenaza a su educación, pero confiamos en el fundamento de nuestro programa.

 

Si usted, como profesional del sector educativo, trata con personas que padezcan la enfermedad del alcoholismo, y se interesa por una presentación de aa en su lugar de trabajo, o por recibir información acerca de la recuperación del alcoholismo y la unicidad del propósito de aa, o conocer cómo podemos cooperar con sus alumnos jóvenes, puede ponerse en contacto con la Oficina de Servicios Generales, cuyos datos encontrará en el directorio de esta publicación. Será un placer responder a sus preguntas y ponerlo en contacto con la oficina del área de aa más cercana a su escuela en cualquier parte de la República Mexicana.