· 

Trabajando con estudiantes de medicina

Reimpreso de (Boletín Ganar Aliados no.48) con permiso de la Central Mexicana de S.G. de A.A., A.C.

«En Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos, mediante la cooperación con la comunidad profesional, el trabajar con estudiantes de medicina se ha convertido en un modo efectivo de llevar el mensaje de aa. Se realiza en varias formas: invitando a los estudiantes de medicina a las reuniones abiertas; haciendo presentaciones en las facultades y escuelas de medicina y continuando con invitaciones a juntas u otras actividades de Alcohólicos Anónimos; apadrinando estudiantes, de uno a uno.»

 

El resultado de la experiencia de otra oficina comparte: “Por más de tres años, los estudiantes de una facultad de medicina cercana han asistido regularmente a las reuniones abiertas de algunos de nuestros grupos, como parte de su programa clínico psiquiátrico”. El profesor a cargo del programa señala: “Nuestros estudiantes de medicina se han familiarizado con las oportunidades ofrecidas por Alcohólicos Anónimos, en una forma que no existía para la generación de médicos anterior a la suya”.

 

»Es importante señalar aquí que la Universidad Nacional Autónoma de México —a partir de 1985— modificó sus planes de estudio, incluyendo dentro de la materia psicología médica, que se imparte en el primer año, varias horas dedicadas al estudio de la sintomatología de la enfermedad del alcoholismo, y en la materia de medicina general ii, del cuarto año, en el estudio del concepto de alcoholismo, aspectos epidemiológicos y sociales asociados y estudio de la etiología de la enfermedad, así como las medidas de tratamiento y rehabilitación.

 

También en el servicio social y el programa de educación médica continua, se hicieron modificaciones para incluir estos temas. Muchas otras universidades del país están haciendo estos cambios en sus programas. Nuestro trabajo de información puede enfocarse mejor a esos niveles, puesto que los estudiantes ya vienen sensibilizados sobre el problema del alcoholismo.

 

»Se espera mostrar más lo que Alcohólicos Anónimos puede y no puede hacer a los directores de las escuelas médicas en su área, invitando a sus estudiantes a aprender más acerca de nuestro programa, sea asistiendo a sus juntas o llevando a un orador a sus aulas para hablar a los estudiantes. Se les proporciona una lista de grupos, de tal forma que ellos puedan seleccionar a cuáles asistir. Los grupos fueron contactados, para asegurar que los estudiantes fueran bienvenidos y algunos de sus miembros pudieran contestar a sus preguntas.

 

 

»Otra oficina de servicio nos informa cómo ha venido cooperando: tres miembros hacen una presentación ante una reunión, llevando como guía el folleto Esto es Alcohólicos Anónimos. Se obsequian los folletos Si usted es un profesional, AA quiere trabajar con usted, Un punto de vista sobre Alcohólicos Anónimos y AA y la profesión médica, junto con el programa regular de la junta. Esto es seguido por una breve versión de la historia de cada uno de los miembros de la presentación y, por último, tiempo para preguntas y respuestas. Por último, el aspecto de apadrinamiento es explicado a los estudiantes después de la presentación. Se informa que están disponibles miembros de nuestra comunidad para acompañarlos en forma individual a las juntas de la localidad, y se les invita a que se pongan en contacto con el comité u oficina de servicio.

 

»Cierto programa de una intergrupal ha servido de modelo para muchas otras. Los miembros del comité han elaborado un plan cuidadoso, han desarrollado material elemental y sugerencias de actuación para su programa. Nos dicen: “Cuando formamos nuestro comité de ccp, al principio algunos médicos nos señalaron que muchos responsables de centros de rehabilitación y tratamiento, y varios estudiantes no habían asistido a más juntas que las que se llevaban dentro de su institución”. Estos médicos sintieron que los directivos y los estudiantes tenían entonces una falsa idea de lo que realmente era una junta de Alcohólicos Anónimos. Decidimos trabajar con los estudiantes.

 

»Obtuvieron una lista de las escuelas de medicina cercanas, y el administrador de cada una les proporcionó una lista de los estudiantes con su dirección y número de teléfono. En su junta normal de trabajo obtuvieron datos similares de todos los compañeros voluntarios que deseaban servir como padrinos.

 

Entonces, el comité formó un equipo aa de llamadores que se comunicaron con los padrinos, para que estos, a su vez, llamaran a algunos estudiantes y se comprometieran a llevarlos a una junta en la primera oportunidad. A cada estudiante que asistía se le daba un paquete completo con información y una carta; un miembro de nuestra comunidad le explicaba el mecanismo y propósito de la reunión. Se envió la documentación a los padrinos, la cual especificaba que la meta era presentar a los estudiantes de medicina a Alcohólicos Anónimos, en general, y a un alcohólico recuperado, en particular. Esperamos

que esta exposición elimine cualquier prejuicio que el estudiante pueda tener de los alcohólicos y lo provea con el conocimiento personal y el respeto para un alcohólico recuperado.

 

»Con el fin de realizar este servicio con más facilidad, se sugiere que los padrinos tengan, cuando menos, un par de años de conocimiento del programa y sus tradiciones, así como conocimientos de la estructura.

 

»Para esta actividad, se sugirió que se contactara inmediatamente al estudiante; llevarlo a juntas abiertas en los grupos, evitando las juntas en instituciones; se le presentara, antes del inicio, como estudiante; dejar que hiciera preguntas, no tratar de hacer Paso Doce con él; y solo viajar los dos (padrino y estudiante) a la junta, pues es importante el contacto de uno a uno, permitiendo así el tiempo para compartir

 

 

 

«Trabajando con estudiantes

de medicina», en el Manual de cccp, pp.

 

88–90. Reproducido con permiso.