· 

Cómo colaboran los miembros de AA con el ministro religioso de su comunidad Parte 2

Reimpreso de (Boletín Ganar Aliados no.49) con permiso de la Central Mexicana de S.G. de A.A., A.C.

Testimonios de ministros religiosos que han tendido su mano amiga a Alcohólicos Anónimos

«Muy estimado padre: Le saludo con el aprecio de siempre y le deseo todo bien en el Señor. […] El motivo de estas líneas es presentar a usted a la persona portadora de la presente, miembro del comité de Cooperación con la Comunidad Profesional de Alcohólicos Anónimos, quien desea ofrecer sus servicios a las personas de su comunidad parroquial que tengan necesidad de ellos; rogando a usted muy encarecidamente tenga la bondad de atenderla, brindándole su apoyo y facilidades. […] Su servidor considera muy importante este servicio y conoce los buenos resultados que se obtienen mediante la organización que representa. […] Agradezco siempre sus finas y fraternales atenciones y aprovecho la oportunidad para reiterarle el testimonio de mi profundo aprecio. De usted, Afmo. servidor en Cristo Jesús».

Su excelencia reverendísima

Norberto Rivera

Arzobispo primado de México

 

 

 

 

«Alcohólicos Anónimos ha logrado encontrar las causas profundas de la enfermedad del alcoholismo y combatirlas en una forma peculiar, pero sumamente efectiva; ha encontrado el valor de la persona humana y ha conseguido que el enfermo mismo se dé cuenta de él y se logre desprender, desde dentro, de toda esa cáscara que lo envuelve y no lo deja ser él mismo. […] Cooperar con una fraternidad así, ha sido, es y, si Dios quiere, seguirá siendo para mí una experiencia invaluable ».

Reverendo señor Alejandro García Durán de Lara 

(padre «Chinchachoma»)

 

 

 

«Alcohólicos Anónimos es el milagro social del siglo xx».

Su santidad Juan xxiii 

 

 

 

AA tiene una profunda deuda con los ministros de muchas denominaciones religiosas, quienes han ofrecido su amistad a la comunidad de aa desde su fundación en 1935. La esencia de esa amistad ha sido la comprensión y la tolerancia — comprensión, de

las posibilidades y de las limitaciones de aa como comunidad; tolerancia, de los defectos de una comunidad de hombres y mujeres cuyas aspiraciones espirituales pueden superar a sus capacidades humanas. No sería realista asumir que todos los miembros de aa estuvieran espiritualmente inspirados. Además, hay muchos que no se han comprometido con ningún conjunto de doctrinas religiosas formalmente establecidas. Pero incontables miembros de aa — incluso los no‑ortodoxos — dicen que han experimentado el poder transformador de compartir, cuidar, confiar y amar.

 

Como se ha dicho en el pasado, aa tiene la esperanza de que en el futuro pueda continuar siendo un aliado útil de todos los miembros del clero, con quienes compartimos un vivo interés en la recuperación del alcohólico. Muchos sacerdotes están ya familiarizados con la comunidad de Alcohólicos Anónimos y con el programa de los Doce Pasos para la recuperación del alcoholismo. Miles de personas, ahora sobrias, le deben su recuperación personal a los consejeros espirituales que les recomendaron asistir a un grupo de aa. Desde el púlpito describieron el programa de aa, o lo hicieron por medio de escritos. La experiencia muestra, sin embargo, que algunos ministros religiosos tienen todavía una información fragmentaria sobre aa, que otros desconocen por completo el programa de recuperación, y algunos más parecen tener conceptos equivocados sobre la comunidad y su funcionamiento.

 

 

¿Por qué puede interesarse un ministro religioso en aa?

Porque los miembros de aa pueden orientar a un sacerdote para ayudar a otro alcohólico, y porque muchos alcohólicos piden ayuda a sus ministros religiosos, tanto antes como después de ingresar a aa.

 

 

 

 

 

 

Continuará...

Escribir comentario

Comentarios: 0